El aislamiento térmico de tejados y cubiertas inclinadas es posible

aislamiento térmico de tejados y cubiertas inclinadas

El aislamiento térmico de tejados y cubiertas inclinadas es más que posible. Resulta evidente que ejecutar un proyecto de este tipo entraña una dificultad algo mayor a superficies más estables o accesibles. En Cubiertas Dos Hermanas no nos asustan los retos, y menos una simple inclinación.

Somos una empresa acostumbrada a desarrollar obras de toda índole, muchas de ellas de gran envergadura. Nuestro objetivo es ofrecer un servicio de calidad con el que el cliente se sienta satisfecho.

Para conseguirlo lo único necesario, pero no por ello fácil de encontrar, es contar con un equipo altamente cualificado y con experiencia en este tipo de proyectos, así como los medios técnicos más novedosos del mercado. Ambos requisitos lo cumplimos. Por tanto, sigue leyendo e infórmate si estás pensando en ejecutar una reforma para mejorar el aislamiento térmico de las cubiertas o tejados de tu vivienda o empresa.

Mejor material para el aislamiento térmico de tejados y cubiertas inclinadas

A la hora de llevar a cabo un proyecto de aislamiento térmico de tejados y cubiertas inclinadas, el poliestireno extruido es una gran alternativa.

Este material es acanalado y se sirve en planchas con un espesor de 40, 50, 60 u 80 milímetros. Resulta ideal para trabajos de este tipo, otorgando un cierre hermético que no deja pasar la temperatura exterior al interior.

En este sentido, también presenta una correcta absorción del agua y una elevada resistencia al hielo. Todo esto sin olvidar su enorme resistencia mecánica ante posibles cargas o condiciones climatológicas adversas.

Beneficios de aislar las cubiertas

Los tejados o cubiertas son la parte de cualquier edificación que más se deteriora con el tiempo. Son muchos los agentes externos a los que se enfrentan, como frío, calor, humedad, viento, lluvia… De ahí la importancia de realizar su construcción o rehabilitación contando con profesionales que te aseguren un mayor ciclo de vida.

Asimismo, son varios los motivos (o más bien las ventajas) asociados a optar por un aislamiento térmico de tejados y cubiertas inclinadas por parte de expertos en la materia:

  • Comodidad. A corto plazo serás consciente del confort que un proyecto de este tipo puede aportar a tu hogar o instalaciones corporativas, ya que en su interior la temperatura estará más equilibrada.
  • Ahorro. Muy relacionada con la anterior, el disponer de estancias donde las temperaturas no sean extremas te ayuda a que la factura de la luz sea menor. Muy sencillo, se pone menos tanto el aire acondicionado como la calefacción. Muchas veces tan sólo en necesario abrir algún ventanal para que el aire circule y se esté a gusto.
  • Di adiós a las humedades. Un buen aislante evita que el agua penetre en la zona produciendo las tan temidas humedades.

Imagen: Freepik

Deja un comentario

TE LLAMAMOS